Los Secretos De Mi Familia




La familia es un camino ya transcurrido que convive con alegorías de amor de generación en generación. Pero la mía no. La mía es un espagueti de colores que entre secretos y rencores cuenta su historia. Desde como un pirata llegó a México a enamorarse de una hipnotizante campechana, hasta de como una abuela Lola escondía chocolates perfumados con menta en una caja. Tampoco puede faltar el típico debate entre si somos franco-españoles o un mole entre Escocia, Italia España y Francia. Yo en cambio miro con desigualdad esta pugna clásica que se lleva acabo en lo campos elíseos del comedor. La observo sonriendo picaramente. Yo se algo que ellos no. Tengo un secreto guardado bajo la manga que escondo con discreción cada vez que las discusiones se vuelven más voraces. Y lo peor de todo es que es un secreto tan puro y transparente que para ojos enardecidos se vuelve invisible. Ya que la enigmática incógnita es ni más ni menos que las fábulas que pasan por sus mentes cual brisa otoñal sin dejar rastro del colorido verano.

Son aquellas metáforas de la vida las que a veces entre lo cotidiano pasamos desapercibidas. Metáforas de vida que solo se aprenden tras la muerte.  Y es que yo ya no tengo bisabuelos. Se me han escapado uno tras otro dejándome sola en estas batallas navales. Pero en su partida me han dejado lecciones que me acompañan a diario camuflándose con las huellas que voy dejando en el día a día. Así fue como me di cuenta que aprendí a sonreír con mi bisabuela "Yiyi". Una mujer que compartía conmigo los tímidos hoyuelos en las mejillas cada vez que la ironía de la vida nos sacaba una carcajada. Mientras en mi lado paterno mi bisabuela la "Guapita", apodada así por ser la más guapa de todas, me dijo que el carácter de una dama es lo que la define en este mundo de titanes sin modales.Y por ahí su marido el "Choby" me enseñó a explorar la vida con ojos de niño. Cuando por el lado materno "Chipo" me dio una lección sobre que la fuerza de seguir adelante no se desvanece con los años. Entonces en un conjunto armonioso escribieron un librito que cargo a todos lados en mi alma. Una lista de enseñanzas básicas que inconscientemente me han forjado como persona. Lecciones pasionales de que las bellas princesas se casan con el príncipe de sus sueños, pero sólo se quedan con él si cultivan la paciencia, la tolerancia, la compasión, el cariño y el perdón en su idilio. Consejos sobre ganarse la ida con un trabajo honesto que nos despierte todas las mañanas con una sonrisa agradecida por estar vivos. Advertencias sobre las adversidades de la vida y como al final lo que cuenta es la familia...Ya que son las únicas criaturas que forzosamente se sentarán a tu lado en las cenas de navidad. Y digo "forzosamente" porque no importa que tantos argumentos haya que discutir en la mesa, se tendrá que aguantar también tus berrinches. 

Por eso sonrío en medio de este caos con el que Dios me ha bendecido llamado: Familia. Ya que yo se que la lección más grande que nos han dejado nuestros fantasmas, la traen bie clavada entre sus corazones: Que lo que vale en la vida es el amor que damos y recibimos; y el valor de la vida recae en el hecho de que un día esta tiene que llegar a su fin.

A mi familia, 

J.E

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso!!!! me encanto que hermoso regalo mil gracias.

Anónimo dijo...

Muy bonito sentimiento hacia la familia. En verdad es lo que cuenta en la vida.

Anónimo dijo...

En todas las familias hay millones de historias ,secretos , altercados malos entendidos,pero sobre todo mucho amor,ya que la familia es única,muchas gracias por compartir esto,me gusto mucho,saludos a tan padre familia que tienes .

Anónimo dijo...

Increíble retrato sobre la familia