La maquina del tiempo



¿A que le temo? Podría hacer una lista enorme de todas las miles de alimañas a las que no me atrevo ni a mirar. Pero realmente si hay algo a lo que yo le deba temer en esta vida, yo no le temería a la muerte inevitable a asecha a todos, ni a las millones de formas de llegar a ella, no le temería a ningún hombre, bestia o amenaza, le temería a la perdida de mi memoria. Esa máquina del tiempo que me lleva al pasado con un poco de esfuerzo y al futuro con un poco de imaginación. Aquel remedio de juventud eterna, por tan solo un instante por que el viaje no dura mucho, la máquina del tiempo no es tan poderosa. Es como tener un pasaje ara ver tierras lejanas o visitar otras nunca antes exploradas. Yo no sé que haría si perdiera aquellos momentos de mi infancia, si perdiera ese boleto a la Toscana o a la bella Venecia que alguna vez visite, si perdiera aquellos malos momentos que me sirven de moraleja a diario o esa capacidad de guardar secretos vitales. Creo que ya no habría por que seguir sin tener esa gota en mi mente que me hace viajar, la imaginación, sin que funcione la máquina del tiempo que mi alma armo, mi memoria. Porque lo que más adoro es poder volver al pasado y aun que no pueda tocar nada ahí, es prueba de un momento inolvidable que ahí se guarda y puedo sacar cuantas veces quiera y cuando quiera, esos momentos que la pase con las personas que más amo, con mis amigos, mi familia y las personas que mas detesto, con mis enemigos. Ojala mi máquina del tiempo sea de acero inoxidable, blindado y con una seguridad máxima, por que no estoy dispuesta a perderla nunca.

Dedicada a: Todos los que crearon una memoria en mi mente...

2 comentarios:

Kavalier Himmel dijo...

Recordar las cosas bellas de nuestro pasado dan animos, imaginar las cosas increibles de nuestro futuro nos dan esperanza... muy buen ensayo Juliet ; )

Juliet Earth dijo...

Exacto! muchas gracias Kavalier