Un recuerdo opaco.


Dadas las circunstancias, la simpleza del escribir se fugó en mí. Tú la tenías, era tu esencia y cada poema y cuento hablo de ti, es como si aun estuvieras aquí, a mi lado. Todavía te siento, mas ya ha pasado mucho tiempo, he olvidado tu voz aun que hay veces en que como un relámpago suena en mi mente, fugaz. Veo tus dedicatorias, como amabas a todos, como amabas la vida y no le temías a la muerte, al menos no a la tuya. Ojala te hubiera conocido por más tiempo que solo unos cuantos años, hubiéramos sido los mejores amigos y hubieras escuchado todas mis historias. Ojala así como deseabas voltear a ver a tus hijos y nietos exitosos, me hubieras volteado a ver a mí, yo que todavía te amo, pero que nunca tuve edad de probártelo, de ponerte un poco orgulloso. Eso sí, hubiéramos peleado todo el tiempo porque yo escribo mucho entre líneas y tú con tu simpleza nunca hubieras coincidido. Me hubiera gustado pasar una tarde contigo en uno de esos días en los que tú describes como tu mente juega, viendo el jardín y sus dulces colores, lleno de imaginación aun de viejo. Ojala me hubieras llenado la cabeza de filosofías y curiosidades, ojala me hubieras dado una palma en la espalda cuando mi corazón se rompe en mil pedazos, ojala me hubieras deleitado con tus halagos interminables sobre lo que hiciera, con tu apoyo. Pero el tiempo no se detuvo y no detendrá con nadie. Te extraño.

Dedicado al "Choby" gracias por darme el mejor regalo...la literatura.

1 comentario:

Gorutra dijo...

En el pasado me has preguntado: “cual es tu favorito” y responderte me ha sido dificil por mucho tiempo, pero eso fue porque aun no habia leido “un recuerdo opaco”… un ensayo como ningun otro